Cómo hacer que tu perro te haga caso

¿Quieres que tu perro te haga caso?. No desesperes, te ofrecemos unos consejos para conseguirlo.

Construir un vínculo adecuado

Cuando un perro no hace caso suele haber una falta de entendimiento y de comunicación entre la persona y el perro. Los perros que mantienen un buen vínculo de confianza mutuo con nosotros suelen tener una convivencia placentera y nada conflictiva.

Es una evidencia que los perros instintivamente desean colaborar con nosotros, les motiva ayudarnos en todo. Así que, si tu perro no lo hace, seguramente sea porque no se ha establecido un buen vínculo de confianza entre vosotros y por ello habrá estímulos que le motivan más y le hacen focalizarse más en ellos que en ti.

Aprende todo sobre el lenguaje corporal de los perros

Si no conoces el lenguaje corporal de los perros ni sus expresiones básicas, será imposible que te comuniques con tu perro de forma apropiada. Puedes visitar el artículo de nuestro blog «El lenguaje corporal de los perros» que te ayudará en este propósito.

Combina diversión con educación

Aprender jugando es siempre recomendable. Aprovecha los momentos lúdicos con tu perro en el parque o en casa para ir enseñándole poco a poco. Así, entenderá que tus instrucciones forman parte del juego y no las rechazará. Es conveniente que comiences a enseñarle mientras está sujeto con la correa, te prestará más atención. Después, podrás soltarlo para proseguir con su educación mientras se divierte.

Elige bien el sitio donde vas a educar a tu perro

Aparte de en casa, debes acometer su educación en el exterior. Comienza en un entorno seguro en el que el resto de perros estén sujetos con la correa. Ve controlando sus movimientos, permite que socialice y ves enseñándole hasta que consigas que te haga caso mientras paseas con él sin correa.

Usa las recompensas de forma inteligente

Es habitual obsequiar a un perro con golosinas caninas cada vez que hace algo bien. Amplía esta idea y no te limites a ofrecerle la clásica galleta. El refuerzo positivo debe sustanciarse también en la oportunidad de estar con otros perros y ejecutar actividades que entren dentro de su educación. La idea es lograr que asimile que hacer caso es algo positivo y que por hacerlo puede obtener beneficios.

Personaliza su educación

Cada perro, como cada persona, requiere una educación concreta. Dependerá de su raza, edad, complexión o carácter que te haga caso o no. Te recomendamos ahondar en estas características para diseñar un «plan educativo» a su medida, si tienes dudas al respecto puedes contactar con nosotros.

Amabilidad y empatía

Ambos términos han de ser el denominador común de todo lo que hagas en torno a su educación. Recuerda que tu perro va a atravesar por un proceso al que necesita amoldarse. Ten paciencia y dale todo tu cariño. Ponte en su lugar, ¿recuerdas el día en el que fuiste al colegio por primera vez?.

 

Te aseguramos que poniendo en práctica estas recomendaciones no tardarás en lograr tu objetivo de que tu perro te haga caso. Esperamos que estos consejos te ayuden en este importante propósito.

Avatar
Juan Carlos Castilla Elena

Fundador y director de NOBLECAN Adiestramiento canino, adiestrador, educador canino titulado con nº de licencia 08/13, etólogo canino, juez canino y miembro federado nº 919/2017 de la Asociación Nacional de Adiestradores Caninos Profesionales (ANACP).

×